Lo que todos preguntan: ¿Porqué ejecutaron a los policías Páez y Peralta?

Publicado el: 13 febrero, 2018

Por Sergio Silva Velázquez-¿Porqué los atacaron de esa manera? ¿Hubo una razón específica por la que dos personas-nada menos que policías-pudieran haber sido ejecutados de una manera totalmente intempestiva al parecer por un tirador experto? Sergio Páez González y Cristian Peralta era dos suboficiales que se desempeñaban en la patrulla 911. Por ahora, ninguno de sus compañeros expresó algún detalle que pudiera vincularlos con alguna clase de peligro. El doble homicida habría utilizado un calibre 11.25 para consumar la barbarie.

La madrugada del martes, el sargento y el cabo Primero se trasladaron a la rotonda que se encuentra frente al predio de la casa museo del Obispo Colombres. ¿Porqué lo hicieron? La primera versión oficial-comunicada a Tuc Sin Filtro-indica que no existió llamado previo. No obstante, poco después del brutal doble homicidio trascendió la versión de que “una chica trans” había realizado un llamado para pedir ayuda. Se trata de la persona que fue indagada por la instrucción. ¿Es la persona que tiene una posible respuesta? ¿Pudo haber mantenido un incidente previo con el sospechoso antes de que se desencadenaran los homicidios? ¿Pudo alguna de las víctimas haber reconocido al sospechoso? ¿Pudo haber este actuado bajo el efecto de alguna sustancia para consumar dos crímenes tan sanguinarios?

Los pesquisas esperan que muchas de las preguntas empiecen a contestarse pese a que desde la mañana del martes  ya trabajaban sobre una pista del tirador. En medio de todo tienen ya una certidumbre: los disparos se hicieron con una misma arma de acuerdo a lo que analizaron los peritos de la División Criminalística que analizaron los proyectiles.

Por ahora, los investigadores tienen en claro que los  disparos salieron del interior de una camioneta que estaba detenida en el lugar al que acudió el móvil 0521 con los efectivos. Páez González, tenía 44 años,es quien fue el conductor de la patrulla: vivía en Alderetes con su familia.  Fue quien se aproximó al vehículo desde donde saldrían los disparos: recibiría un impacto preciso en el pecho y otros dos en la espalda. Murió cuando lo llevaban al Hospital Centro de Salud. Había dejado un chaleco antibalas en el interior de la patrulla.

 

Su compañero Peralta, en tanto, de 37 años, vivía con su esposa Noelia Feres, quien también es integrante de la fuerza. Padre de dos niños recibió un disparo en la clavícula y otro en el dorsal que terminaría siendo fatal. Peralta llevaba colocado el chaleco. Moriría tras recibir los primeros auxilios primero en el hospital Centro de Salud y luego camino al Hospital Padilla. A muchos les sorprendió la circunstancia de que Peralta fuera herido de muerte pese a tener el chaleco puesto: para algunos, por cierto, esto habla de una posible destreza del tirador. 

Durante toda la jornada se enviaron diferentes mensajes en las redes sociales: uno de ellos incluso muestra una fotografía junto al identikit confeccionado en la que se acusa a la persona-de tez blanca y con una camiseta de Boca-de ser el autor del doble crimen. No obstante, los investigadores fueron cautos a la hora de hablar sobre pistas del principal sospechoso.

Deja un comentario

Legisladores registraron el mal estado de las comisarias tucumanas

Prat Gay habló sobre el “tarifazo”

Inauguraron el Monumento al Bicentenario en Tucumán